mujer musulmana

MUSULMANAS

Por Nancy Falcón, testimonio audiovisual.

El Islam es diversidad, se encarna y expresa al interior de muy distintas etnias y culturas, por ese motivo el rol de las mujeres musulmanas difiere según su contexto.
El Corán, texto sagrado revelado al profeta Muhammad, promueve los derechos de la mujer y condena la violencia de género, pero ha debido sortear diversas antropologías e interpretaciones.
A lo largo de los años y atravesando extensas geografías, como sucede con muchas otras religiones, el universo femenino en el Islam ha cambiado.

  • Nancy Falcón es politóloga (UBA), doctoranda en Filosofía (UNSAM) y Directora del Centro de Diàlogo Intercultural Alba de Buenos Aires, Argentina. Fellow del Kaiciid (King Abdulaziz International Center for Interreligious Dialogue) con sede en Viena, Austria, organización intergubernamental que promueve el diálogo interreligioso para prevenir y resolver conflictos. Se especializa en Islam y diàlogo interreligioso. Ha dictado conferencias tanto en Argentina como en el extranjero (Fordham University New York City, ONU, Academia de Ciencias del Vaticano, COLMEX)
Derechos de las mujeres musulmanas
Derechos de las Mujeres Musulmanas según el Islam
Gran Mezquita Sheikh Zayed de Abu Dhabi
Gran Mezquita Sheikh Zayed de Abu Dhabi

EL PROFETA MUHAMMAD Y JADIYA

El profeta nació en La Meca, Arabia Central, alrededor del año 571 d.C. en el seno de la tribu Quraysh, de pequeño quedó huérfano y fue adoptado por tu tío, con el tiempo se volvió un experto comerciante y guía de caravanas. Fue un hombre sencillo, de origen humilde y probablemente analfabeto.

Muhammad se casó con Jadiya, una mujer viuda, independiente y rica.

Sabemos de ella que administró hábilmente la fortuna familiar. Era una mujer de negocios. Las fuentes históricas señalan que se trataba de una persona de espíritu libre y voluntad férrea. Jadiya tomaba decisiones y hacía crecer su empresa, estaba acostumbrada a contratar a personal para cubrir los diferentes aspectos de la actividad comercial, fue así como conoció a Muhammad. En una ocasión escuchó decir de él que era un hombre muy honesto y trabajador, al conocerlo inmediatamente le pidió que se hiciera cargo de una de sus caravanas. Pronto surgió en Jadiya tal sentimiento de admiración hacia él que no dudo en proponerle casamiento. Ella tenia 40 años y él 25.

Pasado un tiempo Muhammad experimentó una progresiva transformación espiritual que lo llevó a retirarse a meditar en las montañas del desierto. Tras permanecer varios días en una cueva del monte Hira, recibió a través del Arcángel Gabriel la revelación divina cuando le mostró un libro y le ordenó: “Lee”. Así le fue entregado el Corán, texto sagrado de los musulmanes, hecho fundacional del Islam

Extremadamente confundido y angustiado por lo que estaba viviendo, dudando de sí mismo, decidió hablarlo con Jadiya, quien lo animó en su condición de profeta. Muchos afirman que fue Jadiya la primera musulmana por ser la primera persona que escuchó las revelaciones recibidas. Con el tiempo Muhammad a comenzó a predicar en su ciudad natal, presentándose como continuador de los grandes profetas monoteístas.

Muhammad, sello de una larga cadena de profetas, fue elegido y enviado por Al-lah para guiar a la humanidad y llamar a la obediencia y adoración de un solo Dios.

“Y no te enviamos [¡Oh, Muhammad!] sino como misericordia para los mundos”. (Sagrado Corán, 21:107)

Muhammad en su último sermón dijo:

“Toda la humanidad proviene de Adán y Eva. Un árabe no tiene ninguna superioridad sobre un no árabe, ni un no árabe tiene superioridad sobre un árabe; el blanco no tiene superioridad sobre el negro, ni el negro tiene superioridad sobre el blanco; excepto por la piedad y las buenas acciones. Sepan que todos los musulmanes son hermanos. Nada será legítima pertenencia de un musulmán si pertenece a otro musulmán, a menos que fuera dado libremente y de buena gana. No cometan injusticias en contra de sus semejantes. Recuerden, un día serán presentados ante Dios para responder por sus acciones. Así que tengan cuidado, no se desvíen del camino de la rectitud después de mi muerte. ¡Oh, creyentes! Ningún profeta vendrá después de mí, y ninguna nueva fe nacerá. Por consiguiente, razonen bien y reflexionen sobre mis palabras. Les dejo dos cosas, el Corán, y mi ejemplo y Tradición, la Sunnah, y si los siguen, jamás se desviarán”

El Corán

EL CORÁN

Texto Sagrado del Islam, contiene las revelaciones de Al-lah al profeta Muhammad por intermedio del Arcángel Gabriel. El mensaje fue revelado en árabe y está dividido en 114 suras (capítulos) y versículos. Menciona 6 creencias fundamentales: en Al-lah, en los ángeles, en los libros, en los profetas, en el Día de la Resurrección y Juicio, y en el Decreto de Al-lah que lo abarca todo.

“En el nombre de Dios, el Clemente y Misericordioso, Alabado sea Dios, señor de los mundos, el Clemente, el Misericordioso, Dueño del Día del Juicio. A ti imploramos, a ti pedimos ayuda, guíanos por el camino recto, camino de aquellos a quienes has favorecido, que no son objeto de Tú ira y no son de los extraviados” (Q1:1-7)

EL MANUSCRITO DEL CORÁN DE BIRMINGHAM

Antiguo fragmento del Corán, libro sagrado del Islam, descubierto en la Universidad de Birmingham, Reino Unido. Según la ciencia el manuscrito tiene al menos 1.370 años de antigüedad y podría ser parte de la primera versión completa del Corán, comisionada por Abu Bakr, seguidor del profeta.

LOS PILARES DEL ISLAM

Son 5 los preceptos fundamentales de esta religión, obligatorios para todos los musulmanes:

1.-La Shahada o profesión de fe, el primero y más importante de los pilares del Islam. Condensa lo esencial de la religión: «Lâ ilâha illâ Allâh Muhámmadun rasûlu llâh», «No existe Dios excepto de Al-lha y Muhammad es su profeta».

2.-Las 5 oraciones diarias, Zalat: la primera llamada Fajr, se realiza antes del amanecer; la segunda llamada Thuhr, después de mediodía; la tercera llamada Asr se reza a media tarde; la cuarta llamada Maghrib es inmediatamente después del ocaso, y la última llamada Isha, se reza por la noche.

3.-La limosna o zakat

4.-El ayuno

5.-La peregrinación a La Meca

print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *