https://www.facebook.com/tinovenezianoimages/

Entre el éxodo y el éxtasishttps://www.facebook.com/tinovenezianoimages/

LA OTREDAD. JAVIER MELLONI.

Ph Tino Veneziano

Entre el éxodo y el éxtasis

“Hay instantes que estallan y son astros”; O. Paz

Hace algún tiempo, seguro lo notaste, comenzamos a intuir que algo cambiaba, algo de lo familiar y de lo remoto. Acordate, fue casi ayer, no se hablaba de otra cosa. Entonces aparecieron; inevitables, las profecías, tantas que corrimos a respirar hondo de urgencia y con la mente en blanco, hasta conseguir volver cómodos cada uno a su rutina. Pero no resultó, porque la mente cuando no habla, escucha. Y como necesitamos saber qué pasa, nos estiramos, decididos a ir un poco mas allá. A través de las pantallas ganamos las calles y descubrimos con entusiasmo que el horizonte se expandía…

La Otredad nos fascinó

Alcanzar los confines del mundo y sus fuentes sagradas, quedó repentinamente a un clic de distancia. Casi con lo puesto nos lanzamos a  la aventura en busca de novedades y protagonismos. Sin embargo, poco tiempo después, cuando el camino mostró sus primeras contradicciones, con todo y ya lejos de casa, dudamos; algo raro había en tanta Otredad por integrar. Y cuando; esquivas, las antiguas certezas nos empujaron a elegir entre quedarnos o irnos, Otros (como piedras) nos cayeron encima, y elegimos huir; con  los miedos a cuestas.

La Otredad apareció sin aviso, atravesándonos  en un instante; tal vez siglos. Y de un solo clic.
¿Quiénes son esos Otros que antes no estaban?.
Como un relámpago explotó; aquí y allá, la sospecha, y nos llenamos de miedo. Entonces lo trascendente se nos reveló: esos Otros que nos miran somos nosotros. Un nosotros tan reciproco como fecundo, que al fin nos colma de gratitud.
Un nuevo nivel de conciencia; dicen algunos.
Pero ¿cómo nos ven? ¿A quién veneran, qué traen, qué reclaman?.

SJ Xavier Melloni

Javier Melloni; antropólogo, teólogo, escritor y jesuita, nos ofrece su mirada. Peregrino; habitado por el camino, nos dona sus experiencias perfumadas por un sin fin de místicas, y pone luz sobre este conflicto que nos coloca a la intemperie y frente a Otros.

“Enséñame cómo amas el Misterio; cómo lo reverencias, cómo te vinculas con tu comunidad y cómo amas a la madre tierra”; J. Melloni.

Habiendo experimentado la Otredad y ya conscientes de la esencia sagrada que nos hermana, no podemos ser indiferentes frente al sufrimiento de los Otros.

Hoy,  la posibilidad de gestionar e integrar lo diverso; por momentos, se esfuma. El horror aflora allí donde se suponía la maravilla y el miedo impone su cara más violenta. Caprichosa, la ética se contorsiona y cede. Entonces van siendo seleccionados y despojados de sus derechos quizá los homosexuales; al ritmo de la fortuna los gitanos; alguien al fin notó: las mujeres; paso a paso los migrantes; los niños; los estudiantes; los indígenas; desde la periferia los refugiados; el planeta. Uno-por-uno-todos- los-Otros; cualquiera. Vos y yo. Da igual. Ya lo dijo Otro: tocarán a tu puerta.

Hoy, el rostro del Otro nos anuncia la magnitud del impacto que nuestros gestos provocan en èl. Su rostro nos responsabiliza y nos denuncia.

Este cambio de época nos impulsa a comprender que nos hemos reencontrado.
La condición humana en su crucial búsqueda de la verdad, la bondad y la belleza, alcanzó la posibilidad de celebrase en lo diverso, amplificando la opción moral que posibilite; finalmente, la identidad cosmopolita.
La multiplicidad de perspectivas, lejos de erosionar la identidad primaria, la nutre; ya que es en estado de oscilación cuando el universo íntimo florece y recupera su completud original.
Sabemos que somos una nueva época. Y comprender es accionar. Honremos la Creación celebrándonos unos a Otros; nuestro Misterio. Propiciemos la Paz.

Agradecimientos: PH Tino Veneziano y Emilio De Las Fuentes

print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *